Patología del tracto genital inferior y colposcopia

Papiloma Virus Humano (H.P.V)

¿Que es el HPV?

HPV son las siglas en ingles del Virus del Papiloma Humano. La mayoría de las personas que están infectadas por este virus no presentan anormalidades clínicamente detectables en el examen médico y por lo tanto desconocen s condición de infectados. Sin embargo, la infección por HPV puede llevar a desarrollar lesiones severas en el tracto genial tanto en hombres como en mujeres.

Existen muchas variedades de este virus de las cuales cerca de 30 son capaces de infectar el tracto genital. Los tipos de HPV se clasifican de acuerdo con el riesgo específico de desarrollar lesiones detectables en un examen médico.

Existen tipos capaces de generar cáncer (oncogénicos) y otros que raramente desarrollan cáncer (no-oncogénicos).

Los tipos mas frecuentes de HPV no oncogénicos son capaces de desarrollar verrugas genitales (valvulares o peneanas) y anales. Estas lesiones producen diversos inconvenientes a los pacientes como: dolor y sangrado.

En las mujeres, los tipos de HPV más peligrosos por su potencial oncogénico son el 16 y 18 ya que son capaces de producir lesiones malignas en el cuello del útero luego de varios años de infección persistente.
Es por eso que las mujeres sexualmente activas deben realizarse un examen ginecológico anual que incluya un Papanicolaou y colposcopia. Estos exámenes permiten al ginecólogo detectar tempranamente las lesiones del cuello del útero y tratarlas, ya quede no mediar atención medica, estas lesiones pueden devenir en un cáncer de cuello de útero, a largo plazo.

Aproximadamente el 99,7%  de los casos de cáncer del cuello de útero tienen presente ADN de HPV.
El cáncer de cuello de útero es la segunda causa más frecuente de muerte por cáncer en mujeres, siendo la primera el cáncer de mama.

¿Cómo se contagia?

La transmisión se produce principalmente por contacto piel a piel del área genital.

¿Existe forma de prevenir la infección por HPV?

Existen conductas que pueden ayudar a evitar el contagio. El uso del profiláctico es recomendado ya que reduce la tasa de contagio del HPV, aunque no en la magnitud en que protege contra la infección por VIH.
Hoy existe una VACUNA que puede prevenir la infección por HPV.

La vacuna previene la infección por HPV y por lo tanto, la persona vacunada no contrae la enfermedad es menor la incidencia de carcinoma de cuello de utero.

Se vacuna desde los 9 hasta los 26 años.

Esto no significa que los pacientes mayores de esta edad no puedan ser vacunados, porque con ella aumenta el grado de inmunidad contra la enfermedad ya contraída.

Captura hibrida

¿Qué es la captura hibrida?

Es un método diagnostico para identificar la cepa de HPV. Se logra así su clasificación, para determinar si se encuentra en el grupo de Alto o Bajo Riesgo; teniéndose en cuenta que los de Alto Riesgo progresan a cáncer de cuello de útero. Este estudio puede implementarse como complemento del Papanicolaou elevando la sensibilidad diagnostica.
Con estos sencillos pasos, su profesional dispondrá del diagnostico necesario para generar un plan de acción.
En el caso de HPV de bajo riesgo se aplicara un tratamiento complementario. Y en el caso de HPV de alto riesgo como método preventivo para evitar su evolución a cáncer de cuello de útero.

¿Para qué sirve?

Con la información que brinda esta nueva técnica, el ginecólogo, puede decidir que lesión merece ser tratada y cuál debe ser solamente controlada con la consiguiente disminución de intervenciones necesarias.

INDICACIONES

  • La captura hibrida de utiliza en la clínica para:
  • Mejor definición de las anomalías citológicas.
  • Definir cuando se deben biopsiar imágenes colposcopicas.
  • Descartar la presencia de tipos virales de alto riesgo en lesiones de bajo grado (HPV) diagnosticadas por cito-colpo-histología.
  • Confirmar y/o descartar la presencia de tipos virales de alto riesgo.
  • Confirmar y/o descartar la presencia de tipos virales de bajo y/o alto riesgo.
  • Permite completar el control posterapeutico (conizacion-laser-criocirugía-LEEP)
  • Contribuye a la detección de lesiones endocervicales y multicentricas.
  • La captura hibrida puede utilizarse para screening como complemento del Papanicolaou, elevando la sensibilidad diagnostica.

CONCLUSIONES

  1. El potencial clínico de la detección del DNA-HPV en el presente contribuye:
    A – Una mejor evaluación diagnostica.
    B – Detección de tipos virales oncogénicos.
    C – Manejo y control posterapeuticos de las lesiones intraepiteliales.
    D – Provee un método de control de calidad para los exámenes cito-colpo-histologicos.

  2. La detección del DNA-HPV puede utilizarse como método de screening como complemento del Papanicolaou.